Back to top
© Verzetsmuseum, Ámsterdam, Países Bajos

Herramientas utilizadas por la resistencia en el Centro de Tarjetas de Identificación Personal de Ámsterdam para falsificar documentos de identidad - Países Bajos ocupados, 1941-44

Un bolígrafo, un sello de goma, una máquina de escribir y acetona. En manos de personas valientes, estos objetos salvaron a miles de personas durante la Segunda Guerra Mundial. En toda Europa, una administración rigurosa permitió a los regímenes nazis ocupadores identificar, deportar y exterminar a millones de judíos y a cualquier otra persona que se considerase indeseable. Una nueva identidad podía significar evitar los campos de concentración. Los documentos falsificados permitieron llevar a cabo atrevidos actos de sabotaje y espionaje. Con los documentos adecuados era posible cruzar fronteras y las cartillas de racionamiento falsificadas podían salvar a gente de morir de hambre.