Back to top

El personal sanitario: los nuevos héroes

Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, el personal sanitario ha estado en primera línea. En los hospitales, así como en el sector asistencial en general, muchos profesionales han perdido la vida en sus puestos de trabajo, a menudo por la falta de suficientes equipos de protección.

Homenajes a los héroes

Los medios de comunicación, las autoridades públicas y los ciudadanos han homenajeado, por tanto, a los enfermeros, médicos y otros profesionales sanitarios como «auténticos héroes». Todos los días, a las ocho de la tarde, los ciudadanos aplaudían a los sanitarios desde sus ventanas o balcones. Este homenaje se hizo viral en varias partes de Europa gracias a vídeos difundidos a través de internet y será, sin duda, uno de los recuerdos más significativos de la respuesta de la población al coronavirus.

Sin embargo, estas muestras de agradecimiento no son gestos meramente triviales: formaban parte de una serie de acciones concretas que abarcaban desde la preparación de comida para los trabajadores de los hospitales a cargo de restaurantes con estrellas Michelin y de ciudadanos de a pie hasta la fabricación espontánea de cantidades ingentes de ropa de protección médica por parte de particulares y empresas. El apoyo simbólico se ha demostrado también de manera visual. En ciudades y pueblos de toda Europa se podían ver numerosos testimonios en forma de ilustraciones con palabras de agradecimiento dirigidas al personal sanitario: desde pancartas colgadas en balcones hasta dibujos infantiles pegados en ventanas.

Se representa a los enfermeros y a los médicos literalmente como los nuevos superhéroes de los difíciles momentos que atravesamos, como se ha hecho, por ejemplo, en los murales que han ido aparecido en espacios públicos de Polonia e Italia y que han sido grabados o fotografiados por los medios de comunicación. En Rumanía, una agencia de comunicación tuvo incluso la idea de representarlos como santos y dioses, inspirándose en diferentes iconografías religiosas (y provocando la ira de algunos líderes religiosos).

Miedos

Los sanitarios —ya sean héroes o santos— han despertado, sin embargo, también temor y desconfianza. En varios países europeos, los medios de comunicación han informado de actos de discriminación, o incluso rechazo, contra sanitarios por parte de vecinos que tenían miedo de contagiarse. Afortunadamente, estos actos se han visto a menudo contrarrestados por nuevas muestras de apoyo y solidaridad.

Manifestaciones de protesta

Si bien sobre todo han expresado su agradecimiento a las personas que los han apoyado de diferentes formas, los profesionales sanitarios han denunciado también de manera masiva en todo el continente la falta de protección que los ha hecho extremadamente vulnerables frente al virus. Inspirándose en un médico francés que había puesto en marcha una iniciativa similar, varios médicos alemanes se fotografiaron y filmaron sin ropa, alegando que la desnudez simbolizaba esta falta de protección frente al coronavirus.

Ambos tipos de protesta parecen subrayar su respaldo a la idea de que es fundamental incrementar la inversión a largo plazo en el sector público, uno de cuyos pilares es la sanidad. El establecimiento de una seguridad social y de un sistema sanitario sólidos son algunas de las ideas principales sobre las que se asienta la Europa de posguerra, a pesar de las enormes discrepancias en la manera en que las pusieron en práctica los distintos países europeos. Hay quien afirma que está bien salir a aplaudir a las ocho de la tarde, pero lo importante es no olvidar que en las últimas décadas los sistemas sanitarios han sido objeto de drásticos recortes. ¿Quién seguirá apoyando al personal sanitario cuando haya pasado la pandemia?

 

Image credit: “Reconocimiento” (recognition), drawing from the sketchbook “Brief graphic recovery of terms of frequent use during the Sars-Cov-2 epidemic” by Carmela del Casar Ximénez, Spain.

GALLERY